Tabla de carnes frías: cómo armarla y sorprender a tus invitados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las carnes frías se distinguen de otros alimentos de origen animal porque ya vienen listas para comer. Se trata de cárnicos que han pasado por un proceso de elaboración para conservarse por más tiempo. Algunas carnes han sido cocidas, otras curadas y otras ahumadas.

Los productos más conocidos dentro de este grupo son el jamón, el salchichón, el salami, la mortadela, el queso de cabeza y el chorizo. También existen otros que son menos comunes y más difíciles de encontrar, como el pepperoni, el jamón ibérico y la morcilla.

Estos alimentos se distinguen por ser de una altísima calidad y por tener características únicas de aroma y sabor. Muchas de las carnes frías vienen especiadas con tomillo, ají, romero y otros ingredientes que las hacen sabrosas y delicadas al paladar.

Cómo armar una tabla de carnes frías

Si tienes invitados en casa, puedes armar una tabla de carnes frías. Como su nombre lo indica, consiste en una tabla o bandeja sobre la que colocas diferentes carnes frías para comer con la mano. Normalmente se acompañan con pan, aceitunas y distintos tipos de quesos.

Esta es una estrategia ideal para recibir invitados y que vayan picando antes de la comida principal. Aquí te damos los principales trucos para que armes tu tabla de carnes frías fácilmente y que te quede perfecta.

1. Escoge carnes frías diferentes

Una tabla siempre debe presentar variedad de ingredientes. Aquí la base son las carnes frías, por eso deberías escoger por lo menos 3 de tus favoritas, procurando que sean distintas entre sí. Por ejemplo, puedes combinar jamón cocido, salami y jamón crudo. Si quieres darle un toque de distinción, añade a tu tabla alguna opción gourmet como la tocineta. 

2. Selecciona los ingredientes complementarios

Las carnes frías casi nunca se comen solas, van acompañadas de otros alimentos que combinan bien con su sabor. Tienes que elegir algunos quesos (por ejemplo, parmesano, cheddar o mozzarella), y agregar frutos secos o frutas desecadas. Las mejores opciones son uvas pasas, higos deshidratados, ciruelas y nueces. Si te gusta el sabor agridulce, puedes jugar con opciones más arriesgadas como cerezas al marrasquino o tomates confitados.

También es muy importante que elijas una o más variedades de pan. Si lo prefieres, puedes hacer tostadas en lugar de usar pan fresco. ¿Un truco infalible? Pincela unas rebanadas de pan con aceite de oliva, ponles sal y algunas especias por encima. Luego llévalas al horno hasta que se doren.

3. Prepara una o más salsas para untar (opcional)

Este paso es opcional, pero a muchas personas les gusta untar pancitos con alguna salsa casera y agregarles un trozo de jamón por encima. Puedes preparar una salsa rápida con queso crema y finas hierbas (frescas o deshidratadas). También, una de alioli (con aceite de oliva y ajos machacados), de aceitunas o cualquier otro ingrediente de tu preferencia.

4. Arma una buena presentación

Como dice el dicho, la comida siempre entra primero por los ojos. Si quieres cautivar a tus invitados, procura que tu tabla de carnes frías tenga una presentación impecable y se vea tentadora. Lograrlo te llevará tan solo algunos minutos.

Tienes que disponer la comida de forma ordenada y atractiva. Corta los trozos de quesos y carnes en cubos algo más grandes que un dado, o arma rollitos si están en rodajas. Distribúyelos por su tipo en una tabla de madera, dejando espacio para colocar frutos secos y aceitunas en el medio. Los frutos desecados (como las ciruelas y las uvas) deben ir cortados en mitades o cuartos.

Puedes colocar el pan aparte, en una panera con una servilleta. Además, puedes ofrecer en un recipiente pequeño cualquier salsa que quieras agregar para untar.

5. Elige bebidas para acompañar

Si quieres tener éxito con tu tabla, no la acompañes con la misma bebida de la comida principal. Estos productos de delicatessen maridan muy bien con vinos blancos y rosados ligeros, aperitivos a base de hierbas y cervezas rojas o negras.

No olvides poner las bebidas a enfriar algunas horas antes de preparar la tabla, para que estén a la temperatura ideal al momento de servir. Para quienes no beban alcohol, puede ser una buena alternativa un zumo de cítricos recién exprimidos. Anímate a crear tu propia tabla de carnes frías, ensayando diferentes combinaciones de ingredientes para sorprender a tus invitados. Descubre tu lado más gourmet con esta experiencia única de sabor y dale el toque perfecto a cualquier reunión.

Referencias Bibliográficas

Cocina Fácil. (2019). Recetas de botanas con carnes frías para cualquier momento. Recuperado de https://www.cocinafacil.com.mx/recetas/carnes-frias/

Embero. (2021). Maridajes de picadas. Recuperado de https://embero.com/maridajes-de-picadas/

PRODUCTOS RECOMENDADOS

POR SOLO

Chorizo de cerdo Premium El Cuteador x 200 g.

$ 3.990

GRAMO A: $19.95

POR SOLO

Salchicha tipo europea El Cuteador x 240 g.

$ 3.990

GRAMO A: $16.62

POR SOLO

Jamón de pierna de cerdo El Cuteador x 150 g.

$ 3.990

GRAMO A: $26.6

POR SOLO

Queso Mozzarella bloque Baltazar x 300 g

$ 4.990

GRAMO A: $16.63

Explora otros contenidos interesantes