Lavado de ropa: las reglas básicas para cuidar tus prendas

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

El lavado de ropa es una tarea que debe hacerse con cuidado si queremos vernos siempre bien. Así como el corte de cabello o la higiene diaria, la ropa limpia y en buen estado forma parte de tu presentación personal y la de tu familia.

Puedes lograr que tu ropa luzca siempre como nueva, solo debes tener en cuenta algunos cuidados básicos al momento de lavarla.

Reglas básicas del lavado de ropa

La posibilidad de que una prenda de ropa dure mucho tiempo no solo recae sobre la calidad del producto, un buen lavado también puede ser un factor determinante. Hacer esto te permite economizar, evitando nuevos gastos en indumentaria. Además, preservas los colores y texturas de las telas y evitas que la ropa se deforme.

Aquí está todo lo que necesitas saber sobre el lavado de ropa de toda la familia en el hogar.

1. Separa por color

Nunca mezcles ropa blanca con ropa de color y, si tienes que hacer varios lavados, clasifica las prendas por tonalidades. Por ejemplo, coloca en un mismo ciclo de lavado la ropa de colores oscuros, y en otro, la de tonos claros.

Para hacerlo de forma práctica, acostumbra a tu familia a colocar la ropa sucia en dos cestos o bolsas separados: uno para prendas blancas y otro para ropa de color. Así ahorrarás tiempo al clasificar cada una.

2. Pon las prendas al revés

Esta es una estrategia sencilla pero efectiva para cuidar tus tejidos. Puedes revisar la ropa del lado del derecho (el normal) y aplicar un producto quitamanchas donde sea necesario. Luego, antes de meterlas en la lavadora, da vuelta a las prendas para que quede visible el lado del revés.

Todos preferimos hacer el lavado de ropa a máquina, para ahorrar tiempo. Sin embargo, hay prendas que son muy delicadas (por ejemplo, de seda o de lana, o la ropa interior) que deberías lavar a mano para conservarlas mejor. Lee la etiqueta de cada prenda con las instrucciones del fabricante, así sabrás qué hacer en cada caso.

3. Prefiere el agua fría

Salvo que la ropa esté muy sucia, deberías lavar siempre con agua fría. El agua caliente puede hacer que se encojan las prendas de algodón. Por otro lado, el lavado en caliente implica utilizar energía para calentar el agua, con lo cual gastas más energía.

Según datos de Greenpeace (2021), un lavado en frío con ciclo normal y sin prelavado te permite ahorrar hasta un 80 % de energía.

4. Seca la ropa al sol

Tal vez no lo sabías, pero las secadoras están entre los electrodomésticos de mayor consumo eléctrico (Greenpeace, 2021). Además, las prendas de algodón pueden encogerse por el exceso de calor artificial. Para cuidarlas y ahorrar energía, ponlas a secar al sol. Solo recuerda colgar a la sombra la ropa de colores oscuros, para evitar que se destiña.

Por otro lado, los rayos ultravioletas ayudan a eliminar hongos y bacterias de los tejidos (El Comercio, 2018). Por eso, asolear la ropa debería ser parte de la rutina para limpiar y desinfectar tu casa.

5. No uses jabón en exceso para el lavado de ropa

No por usar mayor cantidad de jabón tu ropa quedará más limpia. Un exceso de jabón puede generar demasiada espuma en tu lavadora y dejar residuos sobre las prendas. Lee atentamente las instrucciones del envase y carga la cantidad correcta de jabón según la cantidad de ropa, la suciedad y el ciclo de lavado.

Además, se recomienda usar jabón líquido en lugar de la versión en polvo. Esta última puede provocar que se formen grumos durante el lavado, que terminan acumulándose en las tuberías de la lavadora. Recuerda que la forma en la que haces el lavado de ropa afecta la vida útil de la máquina.

6. Prefiere los ciclos cortos de lavado de ropa

Los ciclos de lavado extensos gastan mucha agua y energía. Además, tienes que esperar más tiempo para poner la ropa a secar. Revisa si tu lavadora incluye una opción de lavado rápido para hacer lavados mucho más eficientes.

Si las prendas están muy sucias, carga el tambor de la lavadora al 75 % de su capacidad, en lugar de hacer una carga completa. De este modo, ayudarás a que el agua y los movimientos de la máquina eliminen mejor la suciedad. También puedes elegir un ciclo diferente de lavado de ropa según el tejido: sintético, algodón o lana, entre otros. El lavado de ropa es una de las tareas básicas en cualquier hogar: ¿por qué no hacerla más eficiente? Aplica estos tips y lograrás que tus prendas se vean siempre como nuevas, ahorrando dinero y tiempo. Toda tu familia lucirá impecable sin tener que renovar el guardarropa.

Referencias bibliográficas

El Comercio. (2018). La ropa es un hábitat de gérmenes y bacterias, según especialistas.https://www.elcomercio.com/tendencias/ciencia/ropa-habitat-germenes-bacterias-dermatologia.html

Greenpeace. (2021). Energía y ahorro. https://es.greenpeace.org/es/que-puedes-hacer-tu/consumo/ahorro-energia/

PRODUCTOS RECOMENDADOS

POR SOLO

Cepillo de mano Agente X x 1 un.

POR SOLO

Combo de esponjas Agente X x 2 un.

POR SOLO

Polvo limpiador abrasivo Agente X x 500 g.

POR SOLO

Limpiapisos Agente X lavanda x 1000 ml.

Explora otros contenidos interesantes